condroitina y colageno para la artritis

Colágeno y condroitina contra la artritis

El colágeno es un elemento fundamental de nuestro cuerpo. Es una proteína que está presente en nuestro cuerpo en un alto porcentaje ya que representa prácticamente entre el 20 y el 30 por cierto de las proteínas que un adulto llega a tener en su cuerpo.

El colágeno se puede encontrar en multitud de tejidos y órganos. Esta altamente presente en la piel, en los tendones y en los ligamentos, pero también existe colágeno en cantidades importantes en los cartílagos, en los tejidos conectivos, etc. En los cartílagos es donde se puede encontrar en mayores proporciones por lo que consumiendo productos como el cartílago de vacas, pollos o cerdos, podríamos reponer el colágeno que se va perdiendo.

El problema es que la producción de colágeno comienza a decaer a partir de los 25 años y el cuerpo no lo produce de manera natural. Por eso, aunque al principio podamos reponerlo con alimentos ricos en colágeno, con el paso del tiempo necesitamos de productos adicionales como las cremas, los complejos vitamínicos, las píldoras o los sobres en polvo para reponer el colágeno perdido por el paso del tiempo.

¿Cuáles son los beneficios del colágeno?

Son múltiples los beneficios que tiene el colágeno para nosotros. Ten en cuenta la gran proporción que tiene dentro de todo el complejo de proteínas que debemos tener en nuestro cuerpo. Por este motivo, sus funciones son extensas. Debido a esto, si tenemos una falta importante de colágeno, los problemas nos llegarán uno detrás de otro. Los beneficios principales del colágeno son los siguientes.

Debido a sus propiedades y a sus funciones, disminuye el dolor, la hinchazón y la rigidez que provoca una enfermedad como la artritis reumatoide, la artritis precoz en edad juvenil, la osteoartritis y la gota. Como hemos comentado, el colágeno está en el cartílago y se encarga de su regeneración sobre todo cuando sufre daños, por lo que tomar colágeno favorece a la reparación de dicho problema. También, al ser un componente esencial en los huesos, uñas y en las articulaciones, se beneficiará a su fortalecimiento.

Por otro lado, el colágeno está presente en la piel, en las capas inferiores, y se encarga de mantenerla tersa y suave, por lo que el colágeno mejora el aspecto de nuestra piel, se utiliza como elemento anti-aging y favorece a la cicatrización de las heridas. Por supuesto que también ayuda al fortalecimiento del cabello y estudios recientes lo relacionan con una mejora en la recuperación física y con favorecimiento de la pérdida de peso.

colágeno y condroitina contra la artritis

Para qué sirve el colágeno

Para que entendáis un poco mejor la importancia del colágeno, aportamos como dato que llega a estar presente en el 80% de los tejidos conectivos y puede llegar a representar hasta el 7% de todo nuestro cuerpo. Incluso representa el 70% del peso de la piel, del que es su componente más importante. De ahí que podáis comprender el porqué hay que recuperar el colágeno cuando se comienza a perder, a los 25 años, al ritmo de un 1,5% del total por año. Dentro la gran gama de productos que existen, el colágeno se puede encontrar en diferentes formatos: colágeno en polvo, colágeno en cápsulas, colágeno en cremas, colágeno hidrolizado, etc.

Y en función de cuál sea tu problema, debes utilizar un formato u otro. Dentro del sector de los cosméticos, las cremas con colágeno para la piel tienen como objetivo hacer que recuperamos el brillo y la salud de nuestra piel, reduciendo las arrugas, hidratándola, recuperando su elasticidad, etc.

El colágeno es el aliado natural para acabar con los dolores musculares y articulares

Pero también se puede emplear esta proteína natural contra problemas que nos provocan dolores y malestares que nos impiden llevar a cabo nuestra rutina diaria como el subir escaleras, ir a trabajar, hacer deporte, levantar a nuestros hijos o nietos en brazos, etc. Ten en cuenta que el colágeno se encarga de regenerar los tejidos.

Gracias a esta propiedad del colágeno, nuestros músculos se recuperarán y se regeneraran de una forma más rápida y efectiva, haciendo que vuelvan a estar tan sanos como cuando éramos más jóvenes. Por otro lado, es un componente vital de los huesos, de los tendones, de los ligamentos y de los cartílagos. Si te fijas bien, todos esos elementos que acabamos de mencionar, participan de forma muy activa en nuestros procesos motrices, de movilidad. ¿Y qué crees que pasaría si a un coche le quitamos elementos como esos o los desgastamos demasiado sin reponerlos? Pues que funciona peor.

Por eso a nuestro cuerpo no le puede faltar el colágeno y, dado que no lo genera por su propia cuenta, debemos consumirlo. Sin embargo, esta proteína no es la única que nos puede ayudar a solventar este problema ya que el colágeno no es el único elemento natural que forma parte de todos estos tejidos, hay más. Y por eso, a continuación, os vamos a hablar de la condroitina, porque este elemento y el colágeno, son la clave para que dejemos de sufrir dolores.

colágeno y condroitina contra la artritis

¿Qué es la condroitina?

Es un elemento que está presente, principalmente, en el cartílago que rodea las articulaciones. Pero la condroitina no es una sustancia que genere el cuerpo humano por su cuenta, por lo que hay que consumirla externamente para tener unas buenas reservas de la misma. Sobre todo vamos a encontrar condroitina preferentemente en los animales, y es una sustancia ideal para acabar con el dolor artrítico y con la hinchazón.

¿Para qué se toma la condroitina?

La condroitina está aprobada por la FDA (Food and Drug Administration). Esta organización es la agencia del gobierno de EEUU que se encarga de la regulación de los alimentos, los medicamentos, los cosméticos, los aparatos médicos, los productos biológicos y los derivados sanguíneos. La condroitina se toma para sobrellevar los dolores y otras peculiaridades de enfermedades como las del corazón, como la osteoporosis (que es una enfermedad que hace que los huesos se vayan debilitando con el paso del tiempo), e incluso se utiliza para tratar el colesterol alto.

También se emplea durante las intervenciones quirúrgicas oculares y se emplea para conservar las córneas que, después, se emplean en los trasplantes. Pero principalmente, la condroitina se utiliza, ya sea como complemento en cremas, píldoras u otros formatos, para tratar el dolor de la artritis. Esta enfermedad se caracteriza porque se inflaman las articulaciones de los huesos produciendo graves malestares.

La condroitina es muy efectiva contra los efectos de la artritis

La artritis no sólo es una enfermedad que afecta a los huesos. Ese malestar es de los más importantes, pero también afecta a la sangre provocando cefaleas y fatiga. Además, puede causar inflamación de los vasos sanguíneos y de los ojos, aumenta el riesgo de tener ataques cardíacos, infartos y otros graves problemas en el corazón así como problemas en los pulmones. El descubrimiento de la condroitina frente a las dolencias producidas por la artritis es muy importante ya que casi el 1% de la población, sufre por culpa de esta enfermedad. Además, no sólo es propia de ancianos, sino también de deportistas y, sobre todo, de mujeres entre los 30 y los 40 años de edad.

Conclusión sobre el colágeno y la condroitina

Una vez ya os hemos destacado cómo afecta la falta del colágeno y la condroitina a nuestro cuerpo, ahora llega el momento de deciros que hay productos con colágeno muy buenos en el mercado. Por suerte, la tecnología avanza y sus descubrimientos también y cuanto más nuevo es un producto, con más información se ha podido crear y mejores efectos tendrá sobre vosotros.